Kreanta Kreanta
 
Kreanta
kreanta
ciudades creativas
programa
ponentes
fotografías
ámbito: clústers urbanos e industrias culturales
bullet Industria cultural, cultura industrial: motores del progreso
  Pere Navarro, Alcalde de Terrassa (Barcelona)

  Terrassa continúa siendo una ciudad industrial, aunque otro tipo de ciudad industrial. Además de desarrollar estrategias de promoción económica y de mejora urbanística de la ciudad, nos planteamos seriamente preservar y reforzar la identidad de la ciudad y desarrollar sus potenciales culturales. Con los años, muchas de las antiguas fábricas textiles se convirtieron en equipamientos públicos, museos o espacios residenciales y comerciales. Las decenas de chimeneas que formaban parte inseparable del paisaje terrasense se convirtieron en monumentos, en hitos visuales que homenajeaban una época clave en la historia del desarrollo de la ciudad.

Industria y Cultura. Cultura e Industria. Dos términos estrechamente vinculados, inseparables. Por muchas razones, entre las cuales destaca la coherencia con las raíces de la identidad terrasense: un tejido en el que la vocación industrial y la cultural se refuerzan mutuamente.

La ciudad ha desarrollado progresivamente un sector cultural que ha ido adquiriendo un peso específico en la economía y el mercado laboral de la ciudad, además de constituir un atractivo de primer orden para la promoción de Terrassa y un elemento esencial de la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas.
Partiendo prácticamente de la nada, reinventando, redescubriendo los orígenes, recuperando y preservando los elementos esenciales de la historia y la tradición, la ciudad reconstruyó el marco cultural de su identidad y desarrolló una extraordinaria capacidad de generar actividad cultural de todo tipo. La creación de equipamientos y de un nuevo sector de servicio público en el campo de la cultura, el apoyo a las entidades y asociaciones, el impulso a actividades que por alguna razón habían arraigado ya en la ciudad o que contaban con interesantes perspectivas de futuro, la recuperación de tradiciones y costumbres: todos estos frentes de actuación, combinados a través de una estrecha colaboración entre el Ayuntamiento y las entidades y asociaciones culturales, dieron como fruto dos conceptos o eslóganes estrechamente asociados a la ciudad: Terrassa, ciudad industrial, Terrassa, ciudad cultural.

La búsqueda de alternativas al modelo industrial y productivo “tradicional” nos ha llevado a explorar nuevos sectores de actividad donde, una vez más, la cultura y la industria juegan papeles decisivos. Un caso destacable sería la apuesta de Terrassa en el campo audiovisual: un complejo tecnológico de promoción pública, Ayuntamiento más Generalitat, es el buque insignia de una apuesta de largo recorrido que pretende atraer y concentrar actividad audiovisual, potenciar la proyección exterior, desarrollar la oferta educativa de más alto nivel o explorar las posibilidades de crear trabajo en este sector.

Como siempre, motores, fábricas, infraestructuras, al servicio del desarrollo económico, de la creación de riqueza y empleo y del bienestar y la calidad de vida de las personas. El paisaje ha ido cambiando. Hemos pasado del vapor como fuerza motriz a otras fuentes de energía, hemos cambiado las viejas fábricas textiles por modernos parques tecnológicos y empresariales. Pero se mantiene una constante: lo que cuenta son las ideas. Este es el auténtico motor. Y tras las ideas hay personas, siempre hay personas, que deben encontrar en Terrassa el entorno propicio para desarrollarlas.
Creo que esta es la auténtica razón por la que cultura e industria han avanzado tan estrechamente vinculadas a lo largo de la historia de la ciudad y siguen siendo nuestro motor de futuro: en Terrassa hay espacio para las ideas, pasión para impulsarlas y una equilibrada combinación de apoyo municipal e iniciativa privada que ha dado y seguirá dando los mejores frutos: riqueza, empleo, cultura, innovación, oportunidades, bienestar, calidad de vida. Esta es la “fórmula Terrassa”: una gran ciudad que es al mismo tiempo una gran factoría cultural y productiva y que ofrece el entorno adecuado para la creación cultural y para que los ciudadanos y ciudadanas la disfruten en toda su plenitud.

imagen1
instituciones organizadoras
a
© 2008 Fundación Kreanta - Todos los derechos reservados | Email: info@kreanta.org Diseño Web Soluciones.Uno
Kreanta
kreanta kreanta